lunes, 12 de febrero de 2018

Sutra del Corazón


(Imagen de Nicholas Roerich)


Sutra del Corazón* 
(fragmento)

“¡Oh! Sariputra,
la forma equivale al vacío
y el vacío equivale a la forma;
el vacío no se diferencia de la forma,
la forma no se diferencia del vacío;
todo lo que es forma, es vacío;
todo lo que es vacío, es forma;
lo mismo es aplicable a los sentimientos,
a las percepciones, a los impulsos y a la consciencia.
¡Oh! Sariputra,
todos los dharmas se caracterizan por el vacío;
ni son producidos, ni detenidos,
ni están mancillados, ni son inmaculados,
ni son deficientes, ni completos.
Por lo tanto, ¡Oh! Sariputra,
en el vacío no hay forma,
ni sensación, ni percepción,
ni impulso, ni consciencia;
ni ojo, ni oído, ni nariz, ni lengua, ni cuerpo, ni mente;
ni formas, ni sonidos, ni olores, ni sabores, ni cosas tangibles, ni objetos de la mente,
ni elementos del órgano visual,
y así sucesivamente
hasta que llegamos
a la ausencia de todo elemento de consciencia mental.
No hay ignorancia, ni extinción de la ignorancia,
y así sucesivamente,
hasta que llegamos a la no existencia de decadencia ni muerte,
ni extinción de la decadencia ni de la muerte.
No hay sufrimiento, ni origen, ni cesación, ni camino;
no hay cognición, ni logro, ni no-logro.”





*El Sutra del Corazón es un texto muy popular en la escuela budista Mahāyāna por su brevedad y profundidad. El mantra “Gaté” se utiliza para liberarte de cualquier cosa que ya no necesites. Las acepciones de la palabra sánscrita “Gaté” son: soltar, despojar, liberar, etc. Cada vez que repites el mantra se está liberando algo de tu ser; sobre todo si tomas conciencia de lo que deseas liberar. Elimina la impresión y/o sentimiento de crisis o depresión. Disuelve cualquier otra de las ansiedades menores. También elimina de ti cualquier comportamiento inapropiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario es una buena noticia...