lunes, 11 de diciembre de 2017

El tiempo no es oro, el tiempo es vida



El tiempo no es oro, el tiempo es vida

"¿Qué es la sabiduría? El arte de vivir. No el arte de hacer cosas, el arte de vivir... Se puede vivir sin hacer muchas cosas, y se puede hacer muchas cosas sin saber vivir. La mayoría de la gente que ahora uno ve por la calle sabe hacer muchas cosas, se mueve todo el día, está agitada todo el día, y no sabe vivir. Hoy, en gran parte, el hombre de una ciudad civilizada y urbanizada es un servidor del sistema y de las máquinas, porque cuando tiene que ocuparse del coche, de la lavadora, de lo otro y de lo de más allá, se pasa el día alimentando cosas y sosteniendo cosas, cuando sencillamente podría vivir mejor. Porque lo que no está claro son los fines. ¿Cuáles son los fines de la vida?, ¿para qué vivimos?, ¿para qué estamos vivos? Estamos vivos para vivir, para hacernos, para realizarnos, para dar de cada uno de nosotros todo lo que puede dar, porque así tendrá todo lo que pueda recibir. Pero para eso, para empezar hace falta libertad. Y para tener libertad, no libertad de expresión, lo que hay que tener es libertad de pensamiento, porque si usted no tiene libertad de pensamiento, da igual que hable y diga lo que quiera. El poder se asegura de que no tengamos libertad de pensamiento, para eso nos educa, para que pensemos lo que él quiere que pensemos. Y entonces, cuando consigue que nosotros pensemos lo que él quiere que pensemos, y eso lo consigue en la infancia, cuando enseña la doctrina, cuando enseña los principios; lo consigue en la sociedad, con el ambiente general y los principios, la publicidad, el mercado, etc. Cuando consigue que la gente piense lo que el poder quiere que piense, resulta que, si no tenemos libertad de pensamiento, no tenemos libertad de expresión, y no nos educan para tener libertad de pensamiento. Y cuando tengamos eso, podremos pensar en los fines de la vida, porque los fines de la vida no son aumentar en dinero y en gasto y en diversión, no es eso. Es ganar en satisfacción personal, en ser más lo que uno es."

(José Luis Sampedro)



(Mil gracias a Christine)


lunes, 4 de diciembre de 2017

Vuélvete nadie. Vuélvete nada



"No escales montañas para que el mundo te vea. Escala montañas para ver el mundo.

Vuélvete nada. Quítate las capas de protecciones superfluas, hasta llegar a tu centro, al núcleo más íntimo que hay en ti.

No te salves, no te protejas, no te cubras, no te escondas, no te avergüences ni justifiques, no te excuses ni trates de quedar bien.

Disuélvete. Desaparece en las nubes del ocaso y renace cada mañana en las gotas de rocío. Recréate día a día. Hazte a tu gusto.

Quítate los aires de importante y la necesidad imperiosa de que te vean, de que te hablen, de que todo sea como quieres tú.

Vacíate. Sin deseos insaciables, sin llamados de atención, sin demandas ni cuestiones. Solo tú contigo mismo en un acto sublime de humildad y vacío, para que Dios pueda penetrarte y ocuparte, y obrar en ti maravillas.

Vuélvete nadie. Sin grandes nombres que honrar, como decía el gran poeta Tagore, pierde tu reputación, vuélvete notorio. Que nadie te tenga agarrado de tus grandes declaraciones ni de palabras que te esclavizan. Para que puedas cambiar tanto cuanto desees, para que no tengas que cumplir expectativas.

Quédate solo. En todos los momentos que puedas, quédate en silencio. Para que no te haga ruido el mundo y puedas escucharlo a Dios.

Despégate de las emociones. Pon en calma ese mar bravío que te arrastra de aquí para allá sin piedad y sin rumbo, porque solo en la calma se asienta la conciencia.

Aléjate de los lugares que no huelen a ti. Que no saben a ti, que no se te parecen. Para que solo estés donde se escucha música de amor, donde se baila la danza cósmica y donde solo hay caminantes con antorchas de luz y buscadores de paz, no de gloria. 

Ve donde te celebren... Donde te vean el alma y te miren desde el alma."





(Muchas gracias a Meritxell)

lunes, 27 de noviembre de 2017

Hojas secas y poemas



Elena Zaharova es una artista visual que viven en Nueva York, y hace poco decidió hacer un pequeño experimento en algunos parques de la ciudad dejando hojas secas de los árboles con fragmentos de poesía manuscritos para que la gente los encuentre y tenga un breve momento de reflexión o los pudiera compartir.

“Esa semana fue dura. Yo estaba emocionalmente agotada como el todo el mundo. La apatía post-electoral junto con algunas decisiones personales que tenía que hacer me abrumaban, por eso creé este proyecto de 86 hojas con citas manuscritas con poesía. Las dejé en parques de Manhattan, Washington Square, Union Square, Madison Square, Bryant Park y Tompkins Square. Apuesto que la mayoría de las hojas no fueron encontradas, pero algunas pudieron hacer que alguien sonriera y reflexionara por un momento. Todos necesitamos una manera de lidiar y tratar con las emociones, especialmente cuando no podemos permitirnos pagar un terapeuta”.


Me ha dado muy muy buen rollito...


lunes, 20 de noviembre de 2017

Consejos de los indios nativos americanos



Consejos de los indios nativos americanos

1. Levántate con el sol para orar. Ora solo. Ora frecuentemente. El Gran Espíritu oirá, ciertamente, si le hablas.

2. Sé tolerante con aquellos que han perdido el camino. La ignorancia, la presunción, la ira, los celos y la avaricia (codicia), provienen de un alma perdida. Ora para que ellos encuentren guía.

3. Búscate a ti mismo, por tus propios medios. No permitas que otros hagan tu camino por ti. Es tu senda, y sólo tuya. Otros pueden caminar contigo, pero nadie puede hacer tu camino (o caminar tu senda) por ti.

4. Trata a los huéspedes en tu casa con mucha consideración. Sírveles la mejor comida, dales la mejor cama y trátalos con respeto y honor.

5. No tomes lo que no es tuyo, sea de una persona, una comunidad, de la selva o de una cultura. No fue dado ni ganado. No es tuyo.

6. Respeta todas las cosas que están sobre esta tierra, sean personas, animales o plantas.

7. Honra los pensamientos, deseos y palabras de todas las personas. Nunca los irrumpas, ni te burles de ellos, ni los imites de manera grosera. Permite a cada persona el derecho a su expresión personal.

8. Nunca hables de los otros de mala manera. La energía negativa que pones en el universo se multiplicará cuando retorne a ti.

9. Todas las personas comenten errores. Y todos los errores pueden ser perdonados.

10. Malos pensamientos causan enfermedad a la mente, al cuerpo y al espíritu. Practica el optimismo.

11. La naturaleza no es para nosotros. Es parte de nosotros. Ella es parte de tu familia del mundo.

12. Los niños son las semillas de nuestro futuro. Siembra amor en sus corazones y riégalos con sabiduría y lecciones de vida. Cuando crezcan, dales espacio para crecer.

13. Evita herir los corazones de los otros. El veneno de tu sufrimiento retornará a ti.

14. Sé verdadero (veraz) todo el tiempo. La honestidad es la prueba de la voluntad de uno en este universo.

15. Mantén tu equilibrio. Tu persona Mental, tu persona Espiritual, tu persona Emocional, y tu persona Física: todas tienen la necesidad de ser fuerte, puras y saludables.

16. Ejercita el cuerpo para fortalecer la mente. Crece mucho espiritualmente para curar enfermedades emocionales.

17. Toma decisiones conscientes acerca de quién serás y acerca de cómo reaccionarás. Sé responsable por tus propios actos.

18. Respeta la privacidad y el espacio personal de los otros. No toques la propiedad personal de los otros, especialmente los objetos sagrados y los objetos religiosos. Esto está prohibido.

19. Sé verdadero ante ti mismo primero que todo. No puedes nutrir y ayudar a otros si no puedes nutrirte y ayudarte a ti mismo primero.

20. Respeta las creencias religiosas de los otros. No impongas en ellos tus propias creencias.

21. Comparte tu buena fortuna con los otros. Participa de la caridad.

lunes, 13 de noviembre de 2017

Inteligencia, sentido del humor y sabiduría


Me envía Sara (mil gracias) este vídeo fantástico del gran discurso que hizo el músico y comediante Tim Minchin, al recibir un doctorado honorario en la Universidad Western Australia.

La combinación de inteligencia, sentido del humor y sabiduría siempre me ha parecido de lo más atractiva. 
Y, evidentemente, creo que además es una buenísima noticia…

  

lunes, 6 de noviembre de 2017

Todas las cosas nos hacen guiños

(Imagen de Elizabeth Gadd)


Todas las cosas nos hacen guiños

Todas las cosas nos hacen guiños para que las sintamos.
En cada gesto nos dicen: ¡No te olvides!
Y un día por el que hemos pasado como extraños
se acaba convirtiendo, cuando el tiempo pasa, en un regalo.

¿Quién puede calcular nuestra ganancia?
¿Quién nos aleja de los años antiguos, ya pasados?
¿Qué hemos aprendido desde que nacimos,
sino que uno se reconoce en eso que ha vivido?

¿Quién pone calor en todo lo que era indiferente?
Oh casa, oh pradera en declive, oh luz de tarde,
de repente apareces ante la mirada
y estás ante nosotros, abrazando, abrazada.

A todo ser lo abarca un solo espacio: el espacio
interior del mundo. Silenciosas, las aves vuelan
a través de nosotros. Oh, quiero crecer,
miro hacia fuera y está en mí creciendo el árbol.

Me preocupo, y está la casa en mí.
Quisiera protegerme, y el cobijo está en mí.
Yo que fui amado: en mí reposa
la imagen de la creación y se deshace en llanto.

(Rainer María Rilke)



(A través del Blog de Grego)