lunes, 14 de diciembre de 2015

It's ok


(Imagen encontrada en kidskids)


Hoy me estaba preguntando:
¿Y si estuviera todo bien?
¿Y si esa dificultad –que me parece inmensa- no fuera más que un espejismo?
¿Y si cambio la palabra “problema” por la palabra “oportunidad”?
¿Y si la vida no fuera más que un sueño?
¿Y si pudiera elegir qué, cuándo, dónde y cómo soñarlo?
¿Y si cambio las preguntas por afirmaciones?

Sería algo así:
Está todo bien.
Esa dificultad –que me parece inmensa- no es más que un espejismo.
Eso que parece un problema es, en realidad, una oportunidad.
La vida es solamente un sueño.
Elijo soñar bonito, aquí y ahora.
Estoy bien. Soy feliz.

Lo que me digo a mí misma, crea mi realidad.
Aquí y ahora, todo está bien.
It’s ok.

8 comentarios:

  1. Me hace pensar en aquel dicho:
    "En este mundo traidor nada es verdad ni es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira"
    Que duda cabe que pensar en positivo nos ayuda a ser mucho más felices!.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sabiduría popular de los dichos siempre atina, jajajaja, muchas gracias, anónimo! ;-)
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Precioso! y totalmente de acuerdo con que los problemas son realmente oportunidades. Entender esto cambió mi forma de ver las cosas. Me gusta recordar una frase de Noel Clarasó: " Basta un poco de espíritu aventurero para estar siempre satisfechos, pues en este vida, gracias a Dios, nada sucede como deseábamos, como suponíamos, ni como teníamos previsto".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, qué buena la cita, anónimo. Muchas gracias!! Un abrazo.

      Eliminar
  3. Cada día más, es un día para olvidar lo que sufrí y valorar las cosas lindas que viví.
    Cada día más es para recordar lo que soñé y cumplí y lo que voy a seguir soñando sin fin.
    Cada día más es para pedir perdón y perdonar aquellas cosas que supieron y saben lastimar.
    Cada día más es para equivocarme porque soy imperfecta y volver a empezar.
    Cada día más es para apostar a lo bueno y dejar atrás las cosas que me hacen tanto mal.
    Cada día más es para abrazar muy fuerte y decir cuánto quiero, amo y siento de verdad.
    Cada día más es una nueva oportunidad porque todavía existo, respiro y camino esta realidad.
    Cada día más es un día menos para vivir pero también un día más para llegar a esos sueños locos que me gusta perseguir...y que se que voy a conseguir. Cada día ¡IT'S OK! Abrazo enorme Elena, María Florencia.

    *ya agendé tu @ así que mañana te escribo, estoy en plenos preparativos de la fiesta de egreso de uno de mis niños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto, María Florencia, cuando te vaya bien. Un abrazo.

      Eliminar

Tu comentario es una buena noticia...