viernes, 14 de agosto de 2009

Equivocarse

Amanecer en Creta
(¿Te imaginas que, un día,
el sol no saliera, por temor a equivocarse?)

Hay palabras que parecen malditas. "Equivocarse" es una de ellas. Según la RAE, equivocarse significa "tener o tomar algo por otra cosa, juzgando u obrando desacertadamente". Pero, ¿es eso cierto? ¿Equivocarse es no acertar? ¿Qué es, realmente, equivocarse?

Y me lo pregunto porque yo me he equivocado cientos (o miles) de veces. Y, en muchas ocasiones, eso me ha llevado, al final, a elegir el camino correcto. Así pues, no creo que las equivocaciones sean siempre malas o desacertadas. Aunque he decidido tratar de pensar -al menos, un poco- antes de actuar, la verdad es que soy de naturaleza impulsiva y, a menudo, actúo por instinto más que por verdadero conocimiento. Y eso me ha llevado a equivocarme, sí. Pero mis equivocaciones me han acabado acercando a lugares maravillosos que, tal vez, no me estaban destinados pero que, gracias a mis tropiezos, me fueron regalados.
Nunca podemos saber si algo que al principio parece una equivocación lo es realmente. De hecho, intuyo que no existen las equivocaciones, que son solamente una manera de inculcarnos el miedo a actuar. Si tienes miedo a equivocarte, a menudo, no actúas. Y ese es, al final, para mí, el mayor error: no actuar por miedo a equivocarse.

La Buena Noticia es que no pasa nada, que puedes equivocarte. Que equivocarse forma parte del proceso maravilloso de aprender, de vivir, de crecer. Destierra, pues, el miedo. Nadie dejará de quererte por que te hayas equivocado, no se te cerrarán caminos, no se te impondrán destierros. Equivócate. Equivócate, aprende de ello, reestructúrate y, después… sigue adelante.

"No se equivoca el río cuando, al encontrar una montaña en su camino, retrocede para seguir avanzando hacia el mar.
Se equivoca el agua que, por temor a equivocarse, se estanca y se pudre en la laguna.
No se equivoca la semilla cuando muere en el surco para hacerse planta;
se equivoca la que, por no morir bajo la tierra, renuncia a la vida.
No se equivoca el pájaro que ensayando el primer vuelo cae al suelo; se equivoca aquél que por temor a caerse renuncia a volar por la seguridad del nido.
No se equivoca el hombre que ensaya distintos caminos para alcanzar sus metas; se equivoca aquél que por temor a equivocarse nunca acciona.
Pienso que se equivocan aquellos que no aceptan que ser hombre es buscarse a sí mismo cada día, sin encontrarse nunca plenamente.
Creo que al final del camino no te premiarán por lo que encuentres,
sino por aquello que hayas buscado honestamente.
El error más grande lo cometes cuando, por temor a equivocarte,
te equivocas dejando de arriesgar en el viaje hacia tus objetivos.
"
Rabindranath Tagore

71 comentarios:

  1. Equivocarse es camino más corto, para encontrar el correcto. Estoy de acuerdo.
    Siempre sabio Tagore.

    ResponderEliminar
  2. 1101 veces me he equivocado, las personas andamos asi pero por error a veces econtramos lo indicado*


    besosdulces*

    ResponderEliminar
  3. Sólo me arrepiento de lo que no he hecho...

    ResponderEliminar
  4. Ay, cielo, que siempre me aciertas los pensamientos... Preciosa foto, preciosa reflexión y precioso el poema de Tagore, cómo no.
    Siempre he dicho que mis errores han sido maravillosos, porque sin ellos no sería quien soy. De todo se aprende, y de lo malo, más. Y al final se llega al camino que se tiene que llegar. Es estupendo. Además, la vida sin correr riesgos ni es vida, ni es nada.
    Un beso sin equivocaciones.

    ResponderEliminar
  5. El verdadero problema es pensar que puedes equivocarte. No existen los errores, sólo caminos distintos.

    ResponderEliminar
  6. Me ha dado mucho que pensar tu post de hoy...

    Que cierto, lo equivocado no es seguir hacia adelante, no mirar atras, correr riesgos, giarte por la intuicion, actuar...
    Lo equivocado es quedarte parado...
    Viendo la vida pasar!

    Así que vamos a asumir todos esos riesgos, no temer a los errores y seguir VIVIENDO la vida, a cada segundo.

    Un besazo enorme

    ResponderEliminar
  7. Equivocarse es errar... así que debe ser sinónimo de errero... así que la buena noticia es que si no tienes caballos no necesitas equivocarte...

    Que curioso país este... que no tiene aches...

    Al margen de ello es muy dificil definir lo que es un error, por mucho nobel que le dieran a Rabindranath no comparto su opinión, el agua que decide no seguir el rio cumple otras funciones, si no se hubiera pudrido en su dia, no habríamos tenido el petroleo con el que hoy funcionan los coches... (bueno... bien pensado igual es cierto que se equivocó...) pero bueno, lo que quiero decir es que cualquier cosa es un error o no lo es según el punto de vista desde el que se mire.

    ResponderEliminar
  8. Equivocarse te hace imperfecto, te hace humano. Desde mi punto de vista, de lo que se trata es de darse cuenta del error, para poder enmendarlo. Si siempre todo se hace bien, ¿serás capaz de detectar el error? ¿serás capaz de aprender de él, y la siguiente vez hacerlo mejor?
    La enmienda al error puede ser técnica, afectiva, moral, inmediata, postergada. Estoy al 100% de acuerdo contigo cuando dices: Equivócate, aprende de ello, reestructúrate y, después… sigue adelante. Tu reestructuración es mi enmienda.

    Saludos acertados o equivocados

    ResponderEliminar
  9. equivocarse es el principio de las nuevas experiencias.

    saludos.

    ResponderEliminar
  10. La única forma de saber cuál es la decisión correcta es sabiendo cuál es la decisión errada, es examinar el otro camino,sin miedo y sin morbosidad. Después, sólo trata de tomar la decisión.

    "El Peregrino De Compostela"

    Paulo Coelho


    Un besazo Elenita.

    ResponderEliminar
  11. ¿Verdad que sí, Cristal? Era un genio este Tagore... Un beso gordo para ti.

    ResponderEliminar
  12. Jajajajaja, Eme, está bien llevar la cuenta de los errores ;-)
    Yo debo estar así así, jajajajaja
    Más besos dulces, preciosa.

    ResponderEliminar
  13. Querida CMQ, gracias lo que dices, me alegra que te gustara la foto, la reflexión y Tagore, of course. Tienes toda la razón del mundo. Y me ha encantado tu beso sin equivocaciones, jajaja, otro para ti.

    ResponderEliminar
  14. Hola Desilusionista, bienvenido y gracias por tu comentario. Me ha gustado lo que dices, no existen los errores. Me hace pensar. Si no existen, ¿por qué la palabra?, ¿quién la creó?, ¿con qué objetivo?, ¿será, tal vez, para asustarnos?

    ResponderEliminar
  15. Sí, Iris, estoy contigo, hay que vivir a tope cada segundo, asumiendo los riesgos y sin temor a equivocarse. No hay errores, pues. Un beso gordo.

    ResponderEliminar
  16. Jajajajaja, Outsider, ha estado bien eso de los caballos...

    Por otro lado, yo creo que si tu actuación es un error o no sólo lo puedes decidir tú. Desde fuera, seguramente muchos pensarán que te equivocas pero creo que lo único que debes escuchar es tu propia conciencia y tu corazón. Ahí están las respuestas. Creo...

    Tu reflexión del petroleo habla por si sola, no? ;-) O sea que, al final, sí tenía razón Tagore...

    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Esbarzer, también bienvenido y gracias por seguirme...
    Estamos de acuerdo, entonces en el tema de las equivocaciones. Supongo que nadie hace siempre todo bien así que siempre tenemos cosas por aprender. Es la parte mágica de la vida.
    Luego están los que "nunca se equivocan" y no reconocen un error ni en broma. Estos se pierden la gran oportunidad de aprender que el error les brinda.
    Y también están los que te señalan el error con el dedo y no perdonan ni por "equivocación". Esos también se pierden la maravillosa oportunidad de que su corazón se haga blandito. Una pena.
    Un beso gordo.

    ResponderEliminar
  18. Hola Total Parcial, bienvenida. Estoy de acuerdo, equivocarse es el principio de muchas cosas. Y siempre buenas ;-)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Querida hadita Elwimg, gracias por la cita de Paulo Coelho. Hablábamos el otro día de caminos. Es cierto, el único bueno es el del corazón. Ahí no hay errores...
    Un beso gigante para ti.

    ResponderEliminar
  20. Gracias por pasarte por mi blog, aunque no es solo mio, lo comparto con Total General, ya ves esa primera entrada es la descripcion del dia que ambas decidimos crear el blog.

    Te seguiremos leyendo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Gracias por pasarte por mi blog, aunque no es solo mio, lo comparto con Total General, ya ves esa primera entrada es la descripcion del dia que ambas decidimos crear el blog.

    Te seguiremos leyendo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Jajaja, a que todos tenemos obsesiones.

    Creo que hoy escribire algo, y pues si joder que las madres son sabias. ¿como han estado tus vacaciones cariño?

    ResponderEliminar
  23. Que lindo escrito y las palabras de Tagore insuperables, que dificil es aceptar que uno se a equivocado y nuchas veces decir lo siento, perdon me equivoque, es aun mas dificil, pero como dices estamos aqui para aprender de las equivocaciones, pero aprendemos?,... la verdad es que no siempre, y es por eso que el error sigue y sigue....

    Si has cometido equivocaciones, y seguro que es así, aprende a perdonarte. Lo importante es que no vuelvas a tropezar en lo mismo. No culpes a nadie de lo sucedido, ni a ti ni a los otros. Perdónate y te será más fácil perdonar a los que puedan haberte ofendido o herido. Lo han hecho por falta de experiencia y madurez, quizás igual que tú alguna vez lo hiciste con alguien. Vive con más paz tu existencia: perdónate y perdona. Ámate y amarás mejor.

    ResponderEliminar
  24. Newton no es exacto en la Ley de la Gravedad, "por Einstein", pero la NASA sigue usando sus fórmulas.
    Newton creyó que se equivocó cuando vio a la Luz desplazarse más lenta en el agua, pero "Einstein" demostró que su velocidad era constante ("c") e inventaron, o descubrieron, el LASER.
    Esa Ley de Newton no debería ser tal, aunque sí la "Teoría de la relatividad" de Einstein; personaje que ganó el Nobel por su estudio de los fotones (dualidad onda-corpúsculo de los 'quantos').

    ResponderEliminar
  25. ¡Qué buena filosofía la de tu blog! Hacen mucha falta las buenas noticias...Y ver el lado bueno de las cosas, para variar...
    Pienso que la condición de "equivocación" surge a posteriori, quiero decir, cuando actuamos, lo hacemos creyendo que hemos elegido la opción correcta; cuando pasa el tiempo nos damos cuenta de que quizá no lo era y es entonces cuando decimos que hemos errado. Con este razonamiento, en ningún momento nos estamos equivocando, jeje.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  26. Según comentan las equivocaciones forman parte de los hilos del destino.
    A lo que puedo añadir que son tantos los caminos que siempre es poca una vida.
    Besotes

    ResponderEliminar
  27. (¿Te imaginas que, un día,
    el sol no saliera, por temor a equivocarse?) ME ENCANTO

    ResponderEliminar
  28. Sí, sí. En pocas palabras: ¡seamos valientes!
    Aunque, a lo mejor, algunas personas no le tienen miedo al error en sí, sino a sus consecuencias. A herir al otro, a salir herido uno mismo. Nos da miedo lo desconocido. Y, como tú has dicho: no es algo bueno, ni algo malo. Pero hay que vivirlo.

    Un abrazo inmenso, Elenita.

    P.D.
    ¿Cómo vas con la colcha? :)

    ResponderEliminar
  29. Total Parcial, gracias por la aclaración, me hice un lío. Pensaba que erais una sola persona... Bueno, seguimos en contacto, pues. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. jajajajaja, sí Eme, es cierto, todos tenemos obsesiones y es bueno reconocerlo ;-)
    Mis vacaciones bien. ¿Y las tuyas?, ¿has tenido algunos días?
    Besitos para ti, preciosa.

    ResponderEliminar
  31. Tienes razón, Janeth, qué difícil es a veces reconocer que nos hemos equivocado y que difícil es perdonarse a uno mismo. A menudo nos cuesta menos perdonar a otros que a nosotros mismos...
    Pero el perdón es básico para saber y poder amar.
    Un abrazo fuerte, querida Janeth.

    ResponderEliminar
  32. Bixen, me he hecho un poco de lío con tu comentario pero si alguien como Newton creyó que se equivocó, voy a tratar de darme un respirito... ;-)

    ResponderEliminar
  33. Hola Lucía, bienvenida y gracias por tu comentario. Me has hecho pensar. No sé, yo creo que alguna vez he actuado tan rápido y sin pensar que había una vocecita dentro de mí que me decía: "la estás fastidiando" pero yo opté por no hacerle caso, je je je. Pero tu punto de vista me parece interesante, en realidad, es cierto que en el momento en que actúas (aunque sea llevado por alguna pasión) nunca piensas que te equivocas y si oyes una vocecita, la apagas... Pensaré más en ello.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Por eso yo creo que tenemos más de una vida, Desvanecerse. ¿Podría ser?

    ResponderEliminar
  35. Gracias, Esmeralda, y bienvenida también. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Querida Siberianita, claro, estoy de acuerdo, lo que da miedo son las consecuencias, lo desconocido. Da vértigo. Por eso el mundo es de los valientes, de los que se atreven, de los que, en el borde del precipicio, miran hacia abajo, se asustan y se tiran, convencidos de que, tarde o temprano, se les abrirán las alas. Y dispuestos a pegarse un tortazo si las alas no salen...


    La colcha va creciendo. Es emocionante y hace mucha ilusión. Cada retalito que llega es un salto de mi corazón. Aunque ahora, en agosto, como toda España está de vacaciones, mucha gente me ha dicho que me enviará en septiembre pero, de momento, tengo 19 y ya están cosidos entre ellos. Es taaaaaaaaaaaan bonito!!!!!!!! Escribiré un post en breve sobre el tema, creo. Y pondré una foto para que veais como queda.

    Muchísimos besos, preciosa Mariana.

    ResponderEliminar
  37. Hola, esta es mi primera visita a tu blog y aunque apenas he terminado de leer la última entrada se que pasaré mucho aqui viendo las demás.

    ¿Equivocarse? Yo sólo puedo decir que me has puesto a pensar y caer en la cuenta que las mejores cosas que me han pasado en la vida (no las más bellas, las mejores) me han ocurrido por actuar sin pensar, por ser aquella mujer impulsiva a la que por veces tanto temo.

    Genial entrada, buen consejo.
    Te sigo

    ResponderEliminar
  38. ....Casi lo olvido!! La foto es magestuosa

    ResponderEliminar
  39. Equivocarse enseña
    a aprender de los errores.Lo importante es no quedarte con la duda de saber si de verdad te equivocaste.Espero ver pronto ese post de la colcha.Un beso grandote Elena.

    ResponderEliminar
  40. Elena vengo a decirte que si me sirvi tu comentario, en serio que si. Lo que mas megusta de tener un blog es cuand vienen personas que ven las cosas de otra manera, como vos, y entiendo que nada es tan terrible y todo tiene multiples interpretaciomes. Esta vez, ademas, tu interpretacion me hizo bien. Gracias
    beso grande

    ResponderEliminar
  41. Me gusta la actitud que desprende este blog. En efecto no hay equivocción mala pues nos ayuda a avanzar. Quizás la única equivocación autentica sea dejarnos llevar por el miedo a equivocarnos.

    ResponderEliminar
  42. Genial! Voy a hacerme fan del error.

    ResponderEliminar
  43. Hola Protesta Muda, bienvenida y gracias por tu comentario. Me alegra que te haya gustado el blog, el post y la foto.

    A mí me ha pasado como a ti, muchas de las cosas importantes de mi vida me han llegado por ser impulsiva. Es bueno recordarlo...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. Preciosa luciérnaga, estoy contigo, lo peor es quedarse con la duda de cómo hubiera sido si...

    Escribiré sobre la colcha, y pondré una foto (a ver si me sale bien) que se vea cómo va creciendo.

    Otro beso para ti. Enorme.

    ResponderEliminar
  45. Hola Esmeralda, me alegra que te sirviera mi comentario. A veces, la experiencia te da otra perspectiva de las cosas y poder compartirla es un lujo. Aunque también sé que uno sólo aprende con sus propias experiencias, a veces, una mirada diferente puede ayudarte a desatascar, a ver algo que tú no veías. Me alegra que te hiciera bien mi interpretación.
    Gracias a ti por venir a decirmelo. Un abrazo bien fuerte.

    ResponderEliminar
  46. Hola Deprisa, a mí me encantó tu blog así que, estaremos en contacto, espero.
    "La única equivocación auténtica sea dejarnos llevar por el miedo a equivocarnos", estoy TOTALMENTE de acuerdo. Es, entonces, cuando nos distanciamos de nosotros mismos y de nuestro corazón.
    No nos lo podemos permitir...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  47. jajajajaja, Saroide, pues me apunto al club!!!

    ResponderEliminar
  48. Certera como siempre Elenita! Y das qué pensar...
    un besote,
    ina

    ResponderEliminar
  49. Supongo que tanto el "equivocarse" como el "acertar" son juicios subjetivos y relativos. Así es que... ^_^ ... relax, do it or don't do it!

    Un besitooooooooooooyou!
    Marta.

    ResponderEliminar
  50. Ahhh! se me olvidaba!!! FELICIDADES HELEN!!!
    Tienes en mi Coc. un regalito por tu santo!!!

    http://martamiraalrededor.lacoctelera.net/post/2009/08/18/abba-hey-hey-helen


    Un besito.
    Marta.

    ResponderEliminar
  51. Gracias, Ina.
    Otro beso para ti. Muy gordo.

    ResponderEliminar
  52. jajajjaja, Martita, supongo que es cierto....

    Qué ilusión el regalito!!!!!!!!!!! Voy a por él ya mismo!!!! ;-)

    Mil besos gordos for you.

    ResponderEliminar
  53. Hola amiga! Es tan fácil equivocarse, pero tan difícil volver a encauzarse!!
    Hermoso post, Elenita!!
    Te mando un beso bien grande!!!

    ResponderEliminar
  54. Hola.Hoy he buscado en internet BUENAS NOTICIAS. Para dejar de lado ese alarmismo que nos estan creando los medios de comunicación, siempre informando y abultando las noticias tragicas y negativas, y apartando o ninguneando sin duda las buenas (que son mayoria)... y me he encontrado con este blog.

    Felicidades.

    Lo tengo ya en favoritos. Y lo leere cada día.

    Gracias.!

    ResponderEliminar
  55. Querido Santi, cuánta razón tienes. Equivocarse es fácil y, después, sueles pasarte un tiempo descolocado hasta que vuelves a encontrar el camino. Por suerte, la vida nos cuida y, a menudo, nos reconduce ;-)

    Gracias por tus palabras, darling, me alegra que te gustara el post. Otro beso para ti. Gigante!!!!

    ResponderEliminar
  56. Hola jordim, bienvenido y gracias por tu comentario. Es cierto, sin errores no hay humanidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  57. Hola Santiago, qué curioso, a mí me pasó lo mismo cuando decidí crear el blog ;-)
    Bienvenido y muchas gracias por ponerme en favoritos. Espero estar a la altura...
    Mil gracias a ti y un abrazo.

    ResponderEliminar
  58. Equivocarse puede llegar a ser un veneno para el crecimiento, por temor a caer en esta palabra nos quedamos paralizados sin hacer nada, creyendo que no tendrá solución, que todo se romperá... pero no es así... o por lo menos no es tan trágico, puede que nos aleje de las metas, pero cada equivocación tiene una enseñanza profunda que nos ayudará a tomar atajos en el futuro.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  59. Tienes razón, Lilyth, el temor que nos paraliza es un veneno. Me ha gustado lo que dices de que no es tan trágico lo que nos pase, sea lo que sea, tras equivocarnos. La verdad es que todo sería mucho más llevadero si le restásemos un poco de dramatismo a la vida. A veces nos cuesta pero cuando lo conseguimos, mola. Mucho.
    Un abrazo enorme para ti, preciosa.

    ResponderEliminar
  60. ¡Qué emoción, Elenita! Ya muero por ver cómo te va quedando la colcha. Aaah, pero eso de las vacaciones no es pretexto. Mira que yo sigo en mi año sabático y no te puse pero alguno, ¿o sí? jajajaja.

    Y nada, te cuento que ya entro a la universidad el mes que entra (justo un día antes de que cumpla mi segunda década de vida) y estoy pensando en meterme a clases de yoga. Pero he estado averiguando, y la yoga que dan en la universidad es Hatha Yoga, ¿sabes de qué va? Es que de estos temas es mejor consultárselo a los expertos :)

    Un abrazo G I G A N T E =D

    ResponderEliminar
  61. "Cuántas cosas perdemos por miedo a perder", leí alguna vez en un libro..

    Tal cual lo dices, querida Elena... Equivocarse es un riesgo, al igual que acertar ;)

    Si las posibilidades son las mismas, ¿por qué no intentarlo????

    Un placer leer tus inspiradoras palabras ;)

    un abrazo inmenso!!

    ResponderEliminar
  62. Gracias por traer a Tagore a recordarnos que la equivocación está en nuestra mente...
    Nada tiene que ver con si,
    SIN DUDAS
    tomarnos ese instante de insight interno
    check in con nuestra vibración presente...
    y luego si...
    adelante
    y siempre hacia arriba
    como decía mi maestro Taoísta...

    te agradezco tus mojones positivos en la memoria presente
    de este ser "seres humanos" que a veces tanto nos cuesta comprender...

    Abrazo de red.


    MARINÍ ACUÑA

    ResponderEliminar
  63. jajajajaja, Siberianita, pues pronto pronto subiré un nuevo post con foto de mis avances costureros...

    Qué bien lo de la universidad!!!!!!!!!! Fueron unos años geniales para mí y estoy segura de que lo serán para ti. Te escribo un mail sobre el tema del yoga, vale?

    Un montón de besos para ti, querida Mariana.

    ResponderEliminar
  64. Qué buena frase, Isis, me la apunto.... Y tienes razón, si las posibilidades son las mismas, intentémoslo, jajajajaja, me gusta esta filosofía.
    Un placer tu visita, querida Isis. Otro abrazo para ti. Muy fuerte.

    ResponderEliminar
  65. Gracias a ti por la visita y por compartir tantas buenas vibraciones en la distancia, querida Mariní. Otro abrazo grande para ti.

    ResponderEliminar
  66. Me equivoco tantas y tantas veces, algunas veces he salido dañada, en otras (las muchas) fortalecida. He aprendido que de los errores vamos adquiriendo verdades. Por lo tanto, es válido equivocarse para encontrar las certezas. No podríamos apreciar el blanco tan blanco si no existiera el negro tan negro. Todo nos ayuda para tener una visión más amplia. Lo que si cabe, es ir aprendiendo para no continuar cometiendo los MISMOS errores.

    Un abrazo, me cuesta Elena entrar a tu página amiga, creo que mi señal es muy débil, pero ya vine y ya pude dejar mi saludo, eso era importante.

    Anouna

    ResponderEliminar
  67. Estoy absolutamente de acuerdo contigo, Anouna, no pasa nada si te equivocas pero es importante aprender de esos errores porque, si no, no avanzas.

    Qué rabia lo de no poder entrar a una página, a mí me pasó una época en la página de un amigo pero, al final, se solucionó. De todas formas, yo sé que estás ahí...

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  68. Hola Elena...
    vi tu mensje de bienvenida en la columna derecha de tu blog...
    que es "rollera" ?

    abrazo

    MARINÍ ACUÑA
    desde cieloytierra de buenos aries!!!!

    ResponderEliminar
  69. jajajaja, Mariní, en esta frase "buen rollera" quiere decir con buena energía, bonita, de buen rollo. Vaya, en positivo.

    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar

Tu comentario es una buena noticia...