lunes, 25 de mayo de 2015

¿Oyes el latido de tu corazón?





- ¿Tú eres el nuevo estudiante? Acércate.

- No puede ver.

- Piensas que no puedo ver.

- Debe ser horrible vivir en la oscuridad.

- La única oscuridad es el miedo. Coge tu escoba y golpéame con ella.
Haz lo que te digo, golpéame.
Otra vez.
Ten, cógela.
Nunca des por hecho que porque un hombre no tenga ojos, no puede ver.
Cierra los ojos, ¿qué es lo que oyes?

- Oigo el agua, los pájaros.

- ¿Oyes el latido de tu corazón?

- No.

- ¿Oyes al pequeño saltamontes que tienes a tus pies?

- Maestro, ¿cómo puede oír todas esas cosas?

- Jovencito, ¿cómo puede ser que tú no las oigas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario es una buena noticia...