martes, 24 de diciembre de 2013

En la esperanza de la Buena Nueva

(Imagen de google)


"Hoy, en medio de la noche del mundo y en la esperanza de la Buena Nueva, afirmo con audacia mi fe en el futuro de la humanidad. Me niego a creer que las circunstancias actuales hagan incapaces a los hombres para hacer una tierra mejor. Me niego a creer que el ser humano no sea más que una brizna de paja azotada por la corriente de la vida, y sin tener posibilidad alguna de influir en el curso de los acontecimientos.

Me niego a compartir la opinión de aquéllos que pretenden que el hombre es, hasta un punto tal, cautivo de la noche sin estrellas, del racismo y de la guerra, que la aurora radiante de la paz y de la fraternidad no podrá nunca llegar a ser una realidad. Me niego a hacer mía la afirmación cínica de que los pueblos irán cayendo, uno tras otro, en el torbellino del militarismo, hacia el infierno de la destrucción termonuclear.

Creo que la verdad y el amor sin condiciones tendrán la última palabra. La vida, aun provisionalmente vencida, es siempre más fuerte que la muerte. Creo firmemente que, incluso en medio de los obuses que estallan y de los cañones que retumban, permanece la esperanza de un radiante amanecer. Me atrevo a creer que, un día, todos los habitantes de la tierra podrán tener tres comidas al día para la vida de su cuerpo; educación y cultura para la salud de su espíritu; igualdad y libertad para la vida de su corazón. Creo igualmente que un día toda la humanidad reconocerá la fuente de su Amor y que ese Amor imperará sin esfuerzo. Creo que la bondad salvadora y pacífica llegará a ser, un día, la ley. El lobo y el cordero podrán descansar juntos, cada hombre podrá sentarse debajo de su higuera, en su viña, y nadie tendrá ya que tener miedo. Creo firmemente que lo conseguiremos."

Martin Luther King

(Muchas gracias a Ana)

2 comentarios:

  1. ¿ Quién robó las estrellas de la noche ? Centinelas, no duerman, que todavía
    quedan muchas y muchas más a crear...!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo, centinela. No dejes de crear estrellas.

      Eliminar

Tu comentario es una buena noticia...