sábado, 7 de noviembre de 2009

¿Quién soy yo?

Joaquín Sorolla: Helena en la Cala San Vicente

Hace unos años, en mi primer viaje a India, tuve la suerte de que me llevaran a Arunachala, la colina sagrada, para visitar el ashram de Ramana Maharshi. En aquella época, yo no conocía demasiado el Hinduismo ni el Vedanta, y tampoco había oído hablar nunca de Ramana Maharshi. Pero en aquel lugar santo, tuve una experiencia inolvidable y, antes de marcharme, decidí comprar el pequeño librito que había escrito el sabio, ¿Quién soy yo?, acerca de la liberación, de la felicidad, de la sabiduría...

El libro es corto y se lee bastante rápido. Pero su enseñanza es larga. Y se asimila bastante despacio.

Desde entonces, la pregunta me persigue: "¿Quién soy yo?" Hace un par de días pensaba de nuevo en ella, empezando por lo más superficial y terminando en lo más profundo: ¿Quién soy yo?, ¿soy estos ojos, estos brazos, este cuerpo?, ¿soy la alegría de hoy o la tristeza de ayer?, ¿soy este carácter que muchos me adjudican o soy el que yo misma me he inventado?, ¿soy esta conversación o, acaso, este silencio? ¿Quién soy yo?

En nuestra oscuridad, constantemente nos identificamos con sombras y olvidamos que nada de eso somos. El miedo al rechazo y el desconocimiento de nuestra esencia verdadera nos hace sentir que necesitamos crearnos un personaje, un carácter, una película. Nada de eso somos. Si borras tu personaje, ¿quién eres? Si eliminas tu carácter, ¿dejas de ser? Si se acaba tu película, ¿qué queda de ti?

La buena noticia es la respuesta.
Pero... debes encontrarla tú.
Una pista: quédate en silencio y busca en tu interior.

61 comentarios:

  1. La eterna pregunta, sí señora. Gracias por la reseña del libro, se antoja muy, muy interesante.

    ResponderEliminar
  2. ¿Quién soy? Qué difícil pregunta.
    Ya he escrito y borrado varias respuestas.
    Pero me gusta esta reflexión, me voy a quedar pensativa un buen rato...
    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
  3. me acuerdo de una poesia de walt whitman que decia algo asi como - si yo no soy mi cuerpo entonces que soy yo .

    me viene ahora a la mente una cita ( perdon ) el cuerpo es lo unico realmente nuestro. saludos

    ResponderEliminar
  4. que buen post!
    quienes somos?
    me voy a leer lo que se puede leer del libro en internet
    parece bastante interesante
    quien soy?
    muy buena pregunta y de inabarcable respuesta.
    beats

    ResponderEliminar
  5. ay, cielo, estamos en constante pregunta. Y la respuesta tiene tantas vertientes que es difícil encontrarla... somos una mezcla, no ya una dualidad, sino mucho más... yo ando también haciéndme preguntas últimamente, y he acabado el libro (mira mi sitio) y aún me vienen más a la mente...
    Por supuesto, me voy a leer el tuyo ya mismo.
    Qué estupendo post, qué maravillosa pregunta.
    Besos mil.

    ResponderEliminar
  6. Hay amiga que bonito post, y la sincronia es fuerte en estos dias, sucede que ayer hice una entrada con el mismo titulo, por que un chico me sugeria muchas preguntas en torno al tema del autoconocimiento, y despues de muchos e mails, pues logre que el se diera cuenta de quien realmente es, amiga querida, leerte es un placer enorme y pasar a visitar tu blog me llena de alegria.
    Besitos siempre
    Janeth

    ResponderEliminar
  7. ¡Buena pregunta!
    Por eso necesito varias vidas, para llegar a saber quien soy.
    Hay otra forma de hacerlo, por descarte, llegando a la conclusión de que no soy ésto, no soy lo otro...entonces ¿soy lo que va quedando?
    ¡Qué complicado!
    Busco rauda y veloz tu libro.
    Mil bss.

    ResponderEliminar
  8. No si al final todo son buenas noticias... hasta las malas.

    ResponderEliminar
  9. Déjame lo medito en estos días, y espero poder darte una respuesta que se acerque a quien pienso que soy. Aunque creo que es un tanto complicado, porque eso es algo que lo vamos descubriendo sólo con el tiempo, Elenita de mi vida y mi corazón.

    Te mando un abrazo que inunde tu alma.

    Muá :D

    ResponderEliminar
  10. Es verdad, Saroide, hay preguntas que son eternas y ésta es una de ellas. Si te lees el libro, ya me contarás.... Un beso gordo.

    ResponderEliminar
  11. jajajaja, Lucía, es difícil, eh!!! Yo también escribo respuestas y luego las borro. A medida de va pasando el tiempo y voy descubriendo cositas nuevas...
    Buena reflexión!!!! Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  12. Hola Gat Telepata, gracias por la visita y por la cita de Whitman.

    Si piensas que el cuerpo es lo único realmente nuestro, entonces debes pensar también que tras la muerte ya no hay nada, ¿no?

    Yo pienso que el cuerpo sólo es un préstamo para poder acceder a una vida humana, como un vehículo que nos permite acceder a cierta autopista. Pero sólo es lo que yo pienso...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Querida reina de la miel, gracias a ti por contar conmigo. No estás sola... Te mando un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
  14. Gracias, Beats, me alegra que te haya gustado. Yo creo que puedes encontrar el libro entero en el link que copié. Es muy pequeño y me parece que está todo.

    La respuesta a esta pregunta es difícil, sí, jajajajjaa.

    Un beso gordo.

    ResponderEliminar
  15. Querida CMQ, tienes razón pero supongo que eso es lo mágico de la vida, esa constante pregunta y las múltiples respuestas. Cada uno encuentra la suya, supongo. Lo interesante sería saber si existe tan solo una respuesta correcta o es posible que haya una respuesta indicada para cada persona, para cada momento vital. No sé...
    Ahora me voy a mirar tu post y te comento mañana porque son casi las siete de la mañana y tendría que empezar a irme a dormir, je je je
    Millones de besos, preciosa!!!!

    ResponderEliminar
  16. Gracias, Janeth, me encantan esas sincronías, me hacen pensar que, realmente, hay mucha gente que está más cerca de lo que sabemos o pensamos. Voy a ir a leer tu post. A mí también me gusta muchísimo pasar a visitarte y leerte.
    Un beso gigante.

    ResponderEliminar
  17. Querida Evita, muchos sabios han optado por la técnica del descarte para llegar a encontrar su esencia, lo que verdaderamente son. Ya ves, eres sabia.... Varias vidas para descubrirnos, varias vidas para conocernos y varias vidas para entregarnos a lo que realmente somos. Es un proceso mágico.
    Ya me dirás si te gusta el libro.
    Besos a montones.

    ResponderEliminar
  18. Malas??? Outsider, ¿cuáles son las malas? Cuéntame....

    ResponderEliminar
  19. Vale, Siberianita querida, me encantará que me des una respuesta cuando hayas meditado. Pero es cierto que eso sólo se descubre con el tiempo. Es más, incluso con el tiempo vas viendo que tu opinión sobre el tema va cambiando...
    Me ha encantado este abrazo, me ha llenado de tu preciosa luz, cariño. Millones de gracias y millones de besos para ti.

    ResponderEliminar
  20. Las malas, de tu post, son el reconocimiento de vivir en una oscuridad identificada con las sombras, una idea de la antigua Grecia que ya describía así Platón en su teoría de la caverna, una oscuridad solo aliviada por las sombras de la realidad que no dejan de ser reflejos del exterior. También hablas de miedo al rechazo y de esa fachada en la que vive la mayoría.

    Otra mala noticia es que solo unos pocos alcanzan a ver la buena noticia que describes en la conclusión.

    Aún así la buena no es solo la respuesta, antes se ha de formular la pregunta y solo conociendo el error, se puede pretender alcanzar una solución con lo que es una mala noticia susceptible de generar una buena.

    ResponderEliminar
  21. Todas las respuestas guardan secretamente otra pregunta.

    Siempre creo ser lo que he hecho de mi.

    Gracias por extraer lo bueno en todo.

    Besotes

    ResponderEliminar
  22. Elena, he hecho eso tantas veces que he llegado a pensar que soy "multipolar". Muchos en uno.

    Y sabes algo? creo que más de uno que hay por ahí, sabe mejor que yo como soy.

    En fin, no me alargo que esto da para un montón.

    Besos reencontrados

    ResponderEliminar
  23. Yo creo Elena que en el fondo todos sabemos quienes somos y para que estamos, solo que quizas tampoco queramos mostrar todo nuestro interior al mundo por miedo a que nos hagan daño. Por miedo a que no comprendan nuestro ser, nuestro sentir, nuestro estar. Un beso grande querida amiga

    ResponderEliminar
  24. Gracias, Outsider, por la respuesta. Sí, supongo que tienes razón que el reconocimiento de vivir en la oscuridad y el miedo al rechazo podrían ser malas noticias si no les pusiéramos un poco de luz. Y, precisamente, eso es lo que trato de hacer: clarificar mis sombras, descubrirlas y tenerlas bien identificadas para poder verter sobre ellas toda la clarividencia de la luz. Esa luz que tengo (que todos tenemos) y que convierte, como tú dices, las malas en buenas noticias. Es cierto, pues, que una mala noticia acaba generando una buena si consigues pasarla por el tamiz de la luz. Entonces ves que no hay nada que sea tan oscuro. Como en un mágico yin yang, todo lo malo tiene algo bueno y todo lo bueno tiene algo malo. Depende, al final, de cómo y dónde quieras tú posicionarte.
    Es cierto que sólo unos pocos alcanzan a ver la buena noticia de la que hablo en mi conclusión pero saber que esa respuesta existe ya es, en sí, una buena noticia, creo. Es esperanzador. Y con tiempo, paciencia y, como decía Eva, unas cuantas vidas todos la alcanzaremos (también... creo yo....).

    Un beso gordo, Outsider, y gracias por tu lucidez.

    ResponderEliminar
  25. Gracias a ti por leerme, Desvanecerse. Es cierto que las respuestas podrían encadenarse con nuevas preguntas. El ser humano puede llegar a ser incansable en su búsqueda (por suerte...). Hasta que realiza su verdadera esencia.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  26. Todos somos muchos en uno, Dani. Es más, la gracia de este festival es llegar a descubrir y reconocer todas nuestras caras. Por eso y para eso nos pasan tantas cosas que nos enfrentan a nosotros mismos y nos hacen vernos sin máscaras. Aunque, a menudo, apartemos la vista. Si tenemos la valentía de vernos sin caretas, descubrimos todas nuestras miserias sí, pero también todas nuestras grandezas. Y, a partir de ahí, sólo hay que empezar a caminar. Hacia un lado o hacia otro. Tú eliges.
    Nadie sabe mejor que tú quién eres tú. Sólo hace falta que lo quieras ver...
    Millones de besos for you.

    ResponderEliminar
  27. Querida Luciérnaga, supongo que sí, que en nuestro más profundo interior, sabemos exactamente quiénes somos. No creo que no lo queramos mostrar por miedo a que nos hieran sino más bien porque en nuestro exterior nos hacemos líos sobre nuestra identidad. Si realmente supiéramos quiénes somos, sabríamos que nada ni nadie puede herirnos y no necesitaríamos la comprensión de los demás porque tendríamos la propia que nos daría la fuerza y la seguridad para caminar al borde de cualquier precipicio con paso más que seguro. (Creo...)
    Otro beso enorme para ti, preciosa Luciérnaga.

    ResponderEliminar
  28. Puufff, que pregunta tan difícil de contestar. Si quiera crees que tienes una respuesta te das cuenta de que no es cierto. ¿Quien soy yo?. Un ente que cambia, a veces tan lentamente que no se da cuenta de lo diferente que es a como pensaba que era. Hoy mismo, leyendo unos textos de hace algún tiempo y con los que me he topado de casualidad, reflexionaba justamente sobre ésto, sobre como creía ser y como era y qué hacer para conocerme mejor. Pero resumiendo, es un trabajo continuo saber quien es uno, es como ser especialista en algo, exige un continuo aprendizaje para estar al día. Con uno mismo ocurre algo similar, o haces por conocerte día a día o cuando te quieres dar cuenta no tienes ni idea de quien eres.

    Pero que rollo me ha salido, jajaja. En el fondo, como tu dices, actuemos de corazón y seamos lo que seamos estará bien.

    Un besote,

    D.

    ResponderEliminar
  29. Hola muy bueno tu artículo.
    Te estoy siguiendo en mi blog, http://buenasnoticiasdelmundo73.blogspot.com
    Exitos

    ResponderEliminar
  30. ¿Quien soy?
    Es un viaje que todos tenemos cada día*

    Espero que tu viaje sea fructifero querida elena*

    besosdulces*

    ResponderEliminar
  31. Me ha gustado tu reflexión, Diego. Estoy de acuerdo, es un trabajo continuo porque cada vez que piensas que te tienes.... te sorprendes a ti mismo con algo nuevo. Ser capaz de verlo y de reconocerlo es, sin embargo, de valientes.

    Lo importante es ser fiel a tu corazón. Si lo haces, lo demás va viniendo y lo vas encajando.

    Un beso gordo.

    ResponderEliminar
  32. Hola Alma, gracias por tu comentario, me alegra que te haya gustado el post. Voy a ir conocerte.... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Querida Eme, justo eso estoy intentando, que mi viaje sea fructífero y que valga la pena... Te deseo lo mismo, preciosa.
    Un beso bien grande.

    ResponderEliminar
  34. I found this site using [url=http://google.com]google.com[/url] And i want to thank you for your work. You have done really very good site. Great work, great site! Thank you!

    Sorry for offtopic

    ResponderEliminar
  35. Estuve perdida y desencontrada con mi otro "yo", pero por suerte, en estos meses, me reencontré.
    Curiosamente, arranqué mi blog con esa pregunta.
    Y la respuesta la hallé en sus comentarios y en las amistades que he ido cosechando en este maravilloso espacio.
    No se si encontraste la respuesta, pero estoy convencida de que sos un angel bondadoso!!!

    Te quiero mucho!!!!
    Besote enorme!!!!

    ResponderEliminar
  36. Querida Paula, yo encuentro un poquito de mí cada día. Estoy en ello y voy descubriendo cositas que me ayudan a crecer (o a intentarlo....). ;-)
    Yo también te quiero mucho y me hace feliz que estés en mi vida.
    Un millón de besos!!!

    ResponderEliminar
  37. Sólo sé que hay algo que funciona por si solo...

    Y a ello me confío cuando mejor me siento!

    Sandrita... O también Lola lapierre, que así firmo en Afuegolento, ¿no lo sabías?

    ResponderEliminar
  38. Sólo sé que hay algo que funciona por si solo...

    Y a ello me confío cuando mejor me siento!

    Sandrita... O también Lola lapierre, que así firmo en Afuegolento, ¿no lo sabías?

    ResponderEliminar
  39. Un tópico en los entierros es "no somos nadie"...dado que la vida es corta y somos una mezcla de genética, entorno, deseos, expectativas, frustraciones e ilusiones...sugiero asumir nuestra diversidad sin hacernos demasiadas preguntas, no se que desperdiciemos parte de nuestra existencia buscándonos. Que cada uno me identifique como crea, al fin y al cabo somos la suma de muchas percepciones y quizá es imposible definirlas, ordenarlas y asumirlas desde un solo individuo. Gracias por tus estimulantes posts Elena y a todos por vuestras sabias aportaciones y dudas.
    John

    ResponderEliminar
  40. Querida paciente, insisto, eres única, jajajjajaa
    Muaaaaaaaaaaaaaaaaaas

    ResponderEliminar
  41. Hola Sandrita, sí, sabía que ese era tu nick en Afuegolento. Es genial!!!
    Es verdad, justo ayer hablaba con una gente sobre la necesidad de "fluir" porque todo se acaba poniendo en su sitio. Pensamos que actuamos y, en realidad, las cosas funcionan solas...
    Mil besos!!!!

    ResponderEliminar
  42. Llego tarde, pero ya sabes: nunca es tarde si la dicha es buena. Y leerte y comentarse siempre es bueno.

    Me he quedado con ganas de más. Ya sabes qeu soy ateo, y por lo tantosolo creo en la existencia de la materia y la respueta que yo daré a ese "¿quién soy yo?" será siempre física. Pero también sabes que me interesan las respuestas que son diferentes a las mías porque me enriquecen y me abren la mente y los sentidos. Por eso me ha encantado este post (y más sabiendo la cantidad de trabajo que tienes últimamente).

    Dame más.

    Un beso gordo

    ResponderEliminar
  43. Me ha parecido muy interesante eso de ser la suma de muchas percepciones, John Leblog. Yo siempre he pensado que lo que yo soy, es independiente de lo que los demás piensan de mí, e incluso de lo que yo misma pienso de mí. Al menudo, cuando juzgas o defines a alguien, hablas casi más de ti que de esa persona, ¿no crees?
    Gracias a ti por comentar, me alegra que te estimulen.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  44. Mira que eres mono, Esbarzer!!! Te doy más cuando quieras.
    Mola que la gente sea capaz de abrirse y de querer escuchar para enriquecerse y, ¿por qué no?, crecer...

    Me voy a clase. Hablamos, quizás, más tarde? Por cierto, te acabo de enviar un mail divertido...

    Un beso gigante.

    ResponderEliminar
  45. Ningún gran compositor ha escrito un "silencio" al final de su pentagrama. Miento, sí, pero sabía que una nota en su piano seguiría resonando sobre él.

    ResponderEliminar
  46. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  47. Siempre hay una nota que resuena en el silencio, bixen...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  48. me encanta tu post, realmente eres única para expresarte por dificil que sea, pq esta... fácil no era...

    quien soy yo... bastante al contrario de lo que parece...

    ResponderEliminar
  49. Esa es la cuestión Elenita... y justo ahi, debajo de toda esa parafernalia de sentimientos y roles estamos... y somos...
    Magnífica reflexión amiga.
    Besos.

    ResponderEliminar
  50. Gracias, Inesita!!!!! Tú me ayudas en el camino, lo sabes, ¿verdad? I love you. Millones de besos!!!!

    ResponderEliminar
  51. Gracias a ti también, Cristalilla. Ahora sólo tenemos que dejar salir a la superficie, aunque sea de vez en cuando, todo eso que somos en realidad. Y que es magnífico....
    Besos a montones!!!

    ResponderEliminar
  52. Hola Buenas Noticias soy Beats de nuevo he ido al link Quien soy yo y lo he leído varias veces. Es curioso las Enseñanzas de este hombre si no me equivoco lo que inquieta el Ser principalmente son los pensamientos y una buena manera de pararlos es Quien soy yo? y A quien surgen? para que la mente no se hiperactive y remonte al pensamiento inicial
    claro
    que el texto enseña mediante parábolas enseñanzas del hinduismo supongo que están a mi juicio super bien para sobrellevar el estilo de vida actual
    nada te lo quería comentar

    ResponderEliminar
  53. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  54. Hola Beats, qué bien que te haya gustado el librito de Ramana Maharshi. Sí, en realidad, lo que nos inquieta son los pensamientos porque, sin que nos demos cuenta, nos llevan incluso hacia donde no queremos ir. Por eso la mayoría de filosofías orientales indicen en la importancia de la meditación como una forma para, primero, darte cuenta de tu imparable caudal de movimiento mental y, segundo, tratar de detenerlo o, como mínimo, ralentizarlo. Hacerte consciente de el porqué de tus actos que siempre se originan en pensamientos. Es un tema muy interesante. Vale la pena profundizar.

    Te agradezco muchísimo el comentario, que hayas vuelto para contarme... Gracias, de corazón.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  55. La respuesta mas básica y por lo tanto mas complicada con la que debemos enfrentarnos tarde o temprano.

    ¿Y sabes? aun no tengo la menor idea de como esbozar una respuesta

    ;)

    ResponderEliminar
  56. Yo creo que somos reflejos de lo que vivimos, en cada etapa de nuestra vida florece una parte de nosotros, donde se forja nuestra forma de ser, pensamientos, valores,convicciones,etc… Al llegar a la madurez estamos casi completos y es ahí donde nacen las reflexiones sobre lo que somos,
    Estar conforme con uno mismo y saber que podemos ser mucho más de lo que creemos es importantísimo, creer en nosotros, descubrirnos constantemente e intentar ser feliz con lo que tenemos que ya es mucho, creo que es la clave de nuestra propia felicidad.
    Yo no sé decirte lo que soy, pero si se lo que quiero, “No perder la ilusión…” esta es la que motiva al corazón y el corazón es la fuerza del Alma…
    Besos para un Ángel.
    PD: He copiado para leerlo más veces ¿Quién soy Yo? Desde el enlace,Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  57. Cuánta razón tienes, querida Lilyth!!!
    No te preocupes, la respuesta la vamos encontrando por el camino. Yo también estoy en ello, jajaja
    Un beso gordo.

    ResponderEliminar
  58. Me alegra que te haya gustado, querida Elwimg, a mí también me ha encantado tu reflexión. Yo estoy contigo, también espero no perder nunca nunca la ilusión que motiva el corazón y le hace latir a cada instante.
    Muchísimos besos también para ti, hadita.

    ResponderEliminar

Tu comentario es una buena noticia...