lunes, 27 de abril de 2015

The Direct Help Foundation


Hoy, más que una buena noticia, quiero hacer un llamamiento. Me enamoré de Nepal hace muchos años, gracias a Toni Aguilar y su ong The DirectHelp Foundation. Como todos sabéis, el pasado sábado, en este pequeño país del Himalaya tuvo lugar un terremoto que se ha cobrado 2.500 vidas. Y, por este motivo y porque en estas ocasiones toda la ayuda es poca, me gustaría hablar de Tdhf y de la buena labor que están haciendo en Katmandú.

Como dicen en sus objetivos fundacionales: “TDHF, The Direct Help Foundation (Fundación para la ayuda directa), es una entidad que trabaja desde el año 2000 en Nepal para que una parte de la población que no tiene los medios para subsistir por sí misma tenga la posibilidad, a través de la fundación, de cubrir sus necesidades básicas como son un techo bajo el que guarecerse, alimentación, ropa limpia, aseo y educación. Cubrir las necesidades básicas es el objetivo más inmediato, pero el fin último de Tdhf es conseguir que estas personas puedan valerse un día con total autonomía. Por ello es muy importante la labor educacional que la fundación lleva a cabo, así como el trabajo que realiza día a día, a través de diferentes propuestas y proyectos, para conseguir que estas personas desahuciadas por sus propios compatriotas recuperen la confianza en sí mismas y descubran sus propias aptitudes y capacidades para desarrollar un trabajo, en el caso de los adultos, y para los estudios, en el caso de los niños”.

Así, en el año 2000 nacía Kumary House, una casa de acogida para treinta niños que procedían de la calle, la mayoría de ellos sin una familia, o sin el cariño ni atenciones básicas que necesita cualquier niño. En Kumary House, además de poder asistir a la escuela tienen alimentación, ropa limpia, aseo y asistencia sanitaria. El proyecto fue creciendo y años después se creó el programa “Kalam Revolution” (La revolución del lápiz), con el objetivo de alfabetizar a mujeres para que puedan acceder a empleos más dignos, entender mejor su entorno y el mundo de sus hijos, etc. En los últimos años, además, se ha abierto un comedor social para la gente del barrio 18 que, lamentablemente, ha sido uno de los más afectados por el terremoto del pasado sábado.

La buena noticia es que Kumary House ha resistido al terremoto. Los niños y los adultos de la casa están bien, aunque refugiados en un campo de futbol y con permiso para entrar en la casa sólo a por alimentos y ropa.
A partir de ahora empieza un camino difícil y duro, de reconstrucción tanto de edificios como de vidas. Cualquier ayuda será bienvenida.

Si queréis colaborar, estos son los datos de su cuenta bancaria:
Caixa d'estalvis i pensions de Barcelona "La Caixa":
ES 53 - 2100-3363-14-2200112245 
Swift: Caixes BB

Su página web: http://tdhf.es


"Manisha iluminando el mundo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario es una buena noticia...