sábado, 12 de enero de 2013

Tarde de crepes...

con mis sobrinos, claro.







2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Y lo mejor es que la cara sonriente y el corazón salieron solos. Qué curioso, ¿verdad?

      Eliminar

Tu comentario es una buena noticia...