lunes, 3 de septiembre de 2012

Rescatar la sonrisa



Hace un tiempo descubrí que existe una enfermedad llamada “ombliguismo” y, poco después, supe que había sido definida como “la tendencia fascinada a contemplar el propio ombligo”.

(…)
aquí yollando
con mi yo sólo solo que yolla y yolla y yolla
entre mis subyollitos tan nimios micropsíquicos
lo sé
lo sé y tanto
desde el yo mero mínimo al verme yo harto en todo
junto a mis ya muertos y revivos yoes siempre
siempre yollando y yoyollando siempre
(…)

Oliverio Girondo

Pero… ¿quién no ha sufrido, en algún momento, de ombliguismo? Todos conocemos los síntomas y, precisamente por eso, cuando vemos que estamos a punto de enfermar, debemos –podemos- cambiar el rumbo. La buena noticia es que el ombliguismo tiene cura. Y, además, es una cura sencilla, al alcance de cualquiera. Se trata de levantar la mirada y ver más allá del propio ombligo.

Lo opuesto del ombliguismo sería… no sé, ¿la empatía?, ¿la generosidad?, ¿el amor?

El otro día recibí un mail de Carlota. No la conozco pero me enviaba (¡¡¡mil gracias!!!) una noticia, que me encantó, para el blog. Se trata de SomosThePosit, un grupo de amigos que reivindican la alegría y los afectos, y cuya propuesta –casi subversiva- consiste en rescatar la sonrisa, la felicidad. Por que sí. Por que no hay mayor milagro que la vida ni mejor experiencia que compartirla. Así que, tras inaugurar la I Internacional Vitalista, se dedican a llenar las calles de su ciudad con mensajes buen rolleros escritos en post its. En una de sus entradas hablan justamente de “lo fácil que es hacer un poco más agradable la vida de la gente”. Lo contrario del ombliguismo, ¿no?

En la misma línea está Anoniman, del que ya hablé hace un tiempo y también Doonited, una página web cuyo lema es “good happens” (las cosas buenas suceden) y en la que la gente cuelga ideas precisamente para eso, para que ocurran cosas buenas a su alrededor. De momento, sólo está en inglés y alemán, espero que pronto también en castellano…

Contra el ombliguismo, sal a la calle y sonríe a la primera persona que te cruces, recoge lo que se le ha caído a tu vecino, haz un recado para tu madre, llama a aquella persona que está deseando oírte, acaricia a tu pareja, ten un detalle con tu compañera de trabajo, abraza a tu hermano, invita a comer a un amigo, extiende la alegría. Y haz tu propia lista. Cada minuto suceden cosas buenas, ¿en cuántas vas a participar hoy?


9 comentarios:

  1. Excelente! A contagiar! Ya luego te plaicaré cuantas sonrisas rescaté ....por lo pronto ya compartí mi periódico favorito! Gracias! besos y apapachos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, mil gracias, Cece!!! Te deseo montones de rescates de sonrisas. Ahí va una ;-)))))

      Eliminar
  2. Una sonrisa cuesta poco y vale mucho...

    Hay tantas cosas que cuestan mucho y valen poco, o nada...
    Ricardo

    ResponderEliminar
  3. Vale mucho más en la vida abrirse paso con una sonrisa
    que con un codazo...

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la idea de los posit! Y rescatar sonrisas! :):););)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo, Marta! Me alegra que te haya gustado....

      Eliminar
  5. Me encanta tu periódico de buenas noticias. Haces que sonría y que crea que el cambio es posible. Lo de los posits es una iniciativa bonita que en una ocasión lo hice al devolver un libro que me ha marcado mucho, de Vicente Ferrer ("El encuentro con la realidad") en una biblioteca pública. Puse un pos it al final del libro que decía "Eres una persona maravillosa" (como tu lo eres), y dejé que el destino hiciera el resto. Esto fue hace unos años y hasta ahora no se lo había dicho a nadie.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, anónimo, me hace feliz saber que el blog te hace sonreír y creer en algo tan importante como que el cambio es posible. Me acabas de alegrar la noche ;-)
      Y me ha encantado lo que cuentas del libro, imagino que haces felices a las personas que lo van cogiendo después de ti, te felicito por la iniciativa, me ha encantado. Mil gracias por compartirlo.
      Un abrazo.

      Eliminar

Tu comentario es una buena noticia...