domingo, 28 de junio de 2009

Una esperanza de futuro

Niñas jugando con un gato
Lago Titicaca (Perú)

Aunque sé que el sufrimiento es parte importante de la vida y del crecimiento de toda persona, me duele ver a la gente sufrir. Sin embargo, lo que no tolero es ver a un niño que sufre. Porque creo que la infancia debería ser un lugar de inocencia en el que se pudiera soñar, ser feliz, sonreír. Un lugar seguro en el que se te permitiera, verdaderamente, ser niño y construir las herramientas -la seguridad, la fuerza, la solidez...- que te posibilitaran, después, llegar a ser un adulto responsable, comprometido y sin miedos.

Sin embargo, en el mundo hay muchísimos niños y niñas que tienen su infancia rota. Por la guerra. Por el hambre. Por la muerte. Hoy quiero hablar de una ong, Save the Children (http://www.savethechildren.es/), que celebra su 90 aniversario, ayudando a todos esos niños que perdieron su infancia. La organización fue fundada en Londres, en 1919, por Eglantyne Jebb, para ayudar a los millones de niños refugiados y desplazados, diseminados por Europa después de la Primera Guerra Mundial. Desde entonces, ha crecido y se ha extendido a 27 países desde los que se trabaja por y para la infancia.

Muchos de estos niños no sólo han perdido su infancia, sino algo aún peor, la esperanza de futuro. Y Save the Children trabaja por devolvérsela. Sobre el terreno, ofreciendo seguridad, sanidad y educación. Para que los niños a los que no dejaron ser niños, puedan reescribir su futuro. Porque nada está perdido si se recupera la esperanza...


37 comentarios:

  1. Hola Elena,
    Que importancia tiene la infancia y cuantos padres hay que no se aplican en esa fase decisiva para un niño. Yo siempre busco el equivalente en local a los problemas que las ONG resuelven en otros países. No el mismo problema en la forma pero si en el fondo. Save the children hace una labor magnifica, seguro, pero si vas a un parque por la tarde un día de colegio ves un montón de niños con sus cuidadoras, sin madre o padre a la vista. Unas veces es por imposibilidad real por el trabajo, puede, pero habría que cuestionarse cuantos padres se refugian en sus trabajos para escaparse de la presencia en su casa con sus hijos. Esa ausencia, que luego seguramente será también desinterés cuando estén con sus hijos es, para mi, una perdida enorme para la felicidad de un niño y quien sabe si también para la de un padre que no supo ver el tesoro que tenía junto a Él.
    Hagamos felices a los niños, demosles minutos de calidad, enseñemosles a querer al mundo para que lo puedan cambiar y hacer mejor.

    Sacales una sonrisita a tus sobrinitos de mi parte.

    Buena semana para ti también

    El<5

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, Diego. De hecho, mientras escribía este post, pensaba en que todos llevamos a la espalda un saquito de miedos e inseguridades y que, normalmente, vienen de la infancia y adolescencia. Ese momento de la vida es crucial y todos deberíamos sentirnos completamente amados y aceptados para poder crecer en la seguridad y el amor. Lamentablemente, los adultos no siempre estamos tan equilibrados como para poder transmitir dicho equilibrio a los que nos siguen. Deberíamos ser capaces de arreglarnos primero a nosotros mismos, para ser un ejemplo real, y no sólo utópico, de lo grande que puede llegar a ser el ser humano. En fin, se me va la pinza, supongo...
    Un beso gordo
    Mañana, la primera sonrisa que vea de Inés y Joan te la dedico ;-)

    ResponderEliminar
  3. cuanta razón hay en lo que dices (excluyendo lo de la pinza,jeje).

    Besos
    Diego

    ResponderEliminar
  4. jajajja, te agradezco el voto de confianza....

    ResponderEliminar
  5. Querida amiga, me uno en tu homenaje a ese ONG!!!!
    Es desgarrador ver a los niños con las miradas vacías, con los sueños rotos o las pesadillas a cuestas.
    Amé mi infancia y te aseguro que con gusto se las regalaría, porque un niño tiene que serlo, caminando no quemando etapas, salteando juegos a causa de las locuras de los adultos.
    Te dejo un besote enorme!!!
    Te quiero mucho!!!

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo, Paulita!!! Todo niño tiene derecho a tener una infancia y a disfrutarla.
    Yo también tuve una infancia bonita. Rodeada de gente que me quería. Y eso, hoy en día, me da fuerza.
    Otro beso gigante para ti. Y para tu niña, claro!!!! :-)

    ResponderEliminar
  7. Qué pena me da que los seres humanos seamos tan autodestructivos y no nos cansemos de la guerra e, incluso, la perfeccionemos. Claro que no todos, pero me refiero a los que tienen el poder y dinero (que aunque sean pocos, mira el alcance que tienen).
    Qué bueno que existan oenegés que ayuden a la infancia y a los más vulnerables, pero queda mucho por hacer.
    Así que yo creo que lo que nos queda es ayudar no propiciando más violencia, o qué sé yo.

    Y sí, por fin pude revisar mi mail y vi que me escribiste, Elenita =)
    En estos días iré a las oficinas de correo y mantente pendiente, porque recibirás algo próximamente.

    Muchos cariñitos.

    ResponderEliminar
  8. Elena, qué triste es ver a esos niñitos vivir una realidad desoladora.
    Save the Children vendrían a ser hadas madrinas para esas criaturas, y es algo tan loable, pero no pueden solos.
    Si realmente los estados les dieran la importancia que debieran a los niños, los protegieran como es su obligación, y se fijaran en brindarles la seguridad y la asistencia que necesitan, otra sería la historia.
    Besos y que tengas una linda semana!

    ResponderEliminar
  9. Hola amiga, una buena noticia mas en tu blog, que bueno que estas organizaciones se entreguen a este trabajo que seguramente es duro de realizar, los niños siempre han sido el lado fragil de toda sociedad, y es sabido que en algunas partes donde hay guerras ellos son los que mas Sufren, que bueno que se ponga algo de remedio para este flagelo.
    Buen post
    Besos
    Janeth

    ResponderEliminar
  10. Es un gran y justo homenaje, la lucha por los niños siempre merece la pena, besotes y miiiaauuss!!

    ResponderEliminar
  11. Sí, Siberiana, es cierto que el ser humano parece estar siempre en pie de guerra. Pienso que debemos ser conscientes de ello y tratar de evitarla a nuestro alrededor. Tal vez no podemos cambiar el mundo, pero si nos cambiamos a nosotros, el mundo mejorará mucho. Como tú dices, nuestra forma de ayudar sería no propiciando más violencia. En nuestra pequeña escala, también podemos hacer algo. Cuando alguien te grita, puedes tratar de sonreír... O, al menos, no gritarle de vuelta. No sé, se me ocurre eso de momento...

    Ohhhhhhhhh, estoy ilusionada con tu envío!!!!!!! Qué bien!!!!! Estaré pendiente....

    Un montón de besos enormes para ti, querida Mariana

    ResponderEliminar
  12. Santi, tienes toda la razón del mundo. Los Estados deberían implicarse y todavía más los que firmaron la Declaración de los Derechos del Niño... De hecho, como se dijo en la presentación del aniversario de Save the Children, es una ong que no debería de existir pero que, por suerte, existe.
    Muchas veces me pregunto cómo es posible que tengan que existir entidades que defienden los Derechos Humanos, cuando los Estados deberían ser responsables de que se cumplan, al menos, dentro de sus fronteras... pero no es así. De momento, no lo es. Así que menos mal que existen ongs que se preocupan de ello.
    Besos muy gordos para ti, querido. Y buena semana también!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Es cierto, Janeth, debe ser un trabajo duro de realizar porque tiene que ser muy doloroso ver cómo sufren los niños. Pero también tiene que ser muy agradecido el pensar que, alguna vez, a algún niño le has brindado un futuro y una esperanza.
    Ojalá todos nos implicáramos. Sólo un poquito...
    Un beso enorme para ti

    ResponderEliminar
  14. Gracias, Duancan, totalmente de acuerdo. Los niños son el futuro. Merecen encontrarlo limpio y bonito...
    Muchos besos gordos!!!!

    ResponderEliminar
  15. tan interesante como siempre...
    me encanto la entrada anterior!
    A veces...
    el texto con esas imagenes... que bonito!

    un besazo

    ResponderEliminar
  16. Hola Diosa!
    Es lamentable que hayan niños sin niñez.
    Que tengan que padecer por un sin fin de "trámites" burocráticos cuando se trata de brindarles la ayuda que necesitan.
    Como muy bien apuntás, menos mal que existen ONG dedicadas a ese trabajo, ya que parecería que ningún gobierno puede responsabilizarse.
    Te mando un beso bien fuerte!
    Y que empieces muy bien la semana, my darling!

    ResponderEliminar
  17. Gracias, Iris hermosa. Me alegra que te gustara.
    Otro besazo para ti!!!!

    ResponderEliminar
  18. Hola príncipe Marcelo, totalmente de acuerdo contigo. No debería haber niños sin niñez.
    Yo también te deseo una semana genial y te mando un beso enorme, querido!!!

    ResponderEliminar
  19. Esto de elegir cosas nos cuesta trabajo de asimilar, yo lo sè. Pero es muy sencillo.
    Una puede elegir querer o no querer. Incluso se puede elegir no elegir.
    Pero respeto mucho tu punto de vista, Elenita.
    Yo creo que todo depende de lo que necesitemos en este preciso momento. Algunos eligen NO querer, porque no està en sus planes a corto plazo; digamos que lo hacen porque no lo necesitan.
    Y otros eligen querer porque les nace del alma y NECESITAN querer.

    No somos mejores ni peores personas al elegir querer o al elegir NO querer. Al menos asì lo veo yo.

    Muchos muchos cariñitos, guapìsima =D

    ResponderEliminar
  20. Sin duda es una noble causa, el cielo deberia llorar por cada niño que llora solo en el mundo*

    Ojala todos tomaramos conciencia, muchas cosas pudieran prevenirse*

    Saludos y me ha gustado la direccion de tu blog*

    besosdulces*

    ResponderEliminar
  21. Yo creo, Siberianita, que el querer no es algo que se elija. Lo que se elige es vivir o no vivir ese amor. Si quieres, no lo puedes evitar. Si decides con la cabeza, no lo estás haciendo con el corazón. Bueno, no sé, no es fácil y, además, depende mucho de las vivencias de cada uno. Pero sí, estoy de acuerdo en que no se es mejor persona de una o de otra manera. Al final, cada uno hace lo que puede con lo que se le ha dado, con las herramientas que tiene...

    Más cariñitos para ti, preciosa!!!

    ResponderEliminar
  22. Hola maalexandra, bienvenida y gracias por tu comentario. Me alegra que te haya gustado el blog.
    Y, ojalá todos tomáramos conciencia, es cierto...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Con tanto avance en tantos temas, hay otros que siguen como el primer día, niños en abandono, niños sin infancia, viviendo horribles experiencias a sus cortos años, que de seguro marcaran sus vidas por siempre. Hay cosas para las cuales no aprendemos nada. Deberían terminar ya organismos como estos, para dar paso a que las familias, se hagan cargo de los hijos, y los gobiernos otorguen eficazmente soluciones que no sean parches, pero eso es una utopía. Mientrás sigamos en apoyo a estos lugares que al menos estan haciendo esfuerzos por alcanzar a algunos niños en su abandono.
    Un tremendo tema.
    que tengas buena semana
    Saludos

    ResponderEliminar
  24. hola! tu nombre es...? gracias por visitarme y eres bienvenida en mi domingo cuando asi lo desees*

    me pasare a leerte*

    besosdulces*

    ResponderEliminar
  25. Es muy triste lo que cuentas pero una reealidad muy grande.No hace falta irse muy lejos de España para encontrar lagrimas y pena en los ojos de un niño.Las ong hacen una labor grandiosa y muy hermosa.No hace mucho te comenté las injusticias que hay en este mundo referente a lo que la gente se gasta al tuntún pagando futbolistas y demas.Es muy triste como está el mundo.Un beso

    p.d(por cierto,perdoname la pagina de "la otra agenda.com"esta cerrada lo siento te la recomende sin avisarte´,cuando esté de nuevo abierta te avisare mientras puedes echar un ojillo al contenido que tiene)

    ResponderEliminar
  26. Es cierto, Anouna, el tema de la infancia debería ser algo prioritario en todos los países del mundo. Lamentablemente, no lo es. Esperemos que el trabajo de estas ongs que ponen en evidencia situaciones muy graves, sirva para concienciar a los gobiernos. Poco a poco... Yo no pierdo la esperanza...
    Buena semana también para ti. Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Mi nombre es Elena, maalexandra. Besos para ti

    ResponderEliminar
  28. Precisamente por eso, yo creo que debemos luchar por lo que es justo y debemos tratar de no perder ese sentido de la justicia.

    Entré en la página que me dijiste pero vi que no estaba operativa. No te preocupes, cuando vuelvan, ya me dirás.

    Un abrazo, luciérnaga de luz, gracias por traer tu luz hasta aquí

    ResponderEliminar
  29. Algunos dicen que amar es de locos y que incluso en toda locura hay un poco de razón.

    Algo así como el orden en medio del caos.

    Jajaja, vas a pensar que siempre te llevaré la contra, ¿no?

    Muchos besos, Elenita :)

    ResponderEliminar
  30. jajajajaja, no, ahí estoy de acuerdo.... Amar es de locos.... Lo que pasa es que creo que no se puede evitar, que todos tenemos cierta propensión a la locura. ;-)

    Muchos besos también para ti, Siberianita!!!!

    ResponderEliminar
  31. A mí el tema de los niños y su respeto y su felicidad es algo que también me preocupa muchísimo!!! Y ya no son sólo el hambre, la guerra o la muerte. Es también el día a día de padres no preparados para serlo, que no saben o no quieren saber que su responsabilidad no es que el niño coma, juegue o duerma, sino que coma, juegue o duerma satisfecho y feliz, con la autoestima alta, con ilusión, con amor, calor y comprensión. Una vez más, creo que es el tema de la empatía el que falla. Tantos problemas se resolverían poniéndonos en la piel del otro ¿no?

    Un beso gigante para tí, querida niña Helen.

    Marta.

    ResponderEliminar
  32. Tienes toda la razón del mundo, querida Martita, pero yo me pregunto si alguien, alguna vez, está realmente preparado para ser padre. Más que nada, por lo que decíamos más arriba, porque todos llevamos a la espalda un saco de miedos e inseguridades que, sin querer, las transmitimos a los niños. Tal vez sería bueno que fuéramos conscientes de ello y que, al menos, evitar los daños mayores que provoca la inconsciencia. No sé, yo no soy mami pero creo que tiene que ser muy difícil...

    Besos enormes, queridísima Martita, nos vemos muy prontito!!!!!

    ResponderEliminar
  33. Mi querida amiga el primer mensaje se borró sin querer, debí tocar la tecla de rechazar, te dejé un mensaje en mi blog, por si pasaba que lo vieras, es el primero, jamás borraria un mensaje tuyo. Que enidia me das con lo de Creta, tomate un vino que se llama Ratsina, segun Shirley era el mejor..un besito enorme y felices vacaciones... En youtube hay miles de imnmágenes de la película pero hecha en teatro en inglaterra..lo dicho un besazo enorme, ya nos contarás a tu vuelta.

    ResponderEliminar
  34. Querida Violeta, te cuento a mi regreso, no lo dudes!!!!! Un beso enorme

    ResponderEliminar
  35. Elena...
    en lo que estoy trabajando , estudiando y profundizando es en el modelo de la "Copmunicación no violenta " de Marshall Rosemberg, seguro podrás conseguir su libro allá!
    Es una síntesis a mi entender de como podemos empatizar con nosotros mismos y con los demás para SER EL CAMBIO QUE QUEREMOS VER EN EL MUNDO según nos enseñaba Gandhi...

    Entonces, va mi puente, de preguntas "PALABRAS...VENANAS O MUROS?"



    http://marini-cieloytierra.blogspot.com/2009/07/frutos-utiles.html


    Abrazos agradecidos para vos

    ResponderEliminar
  36. (perdón, quise decir "VENTANAS")

    ResponderEliminar
  37. Mariní, muchísimas gracias por la información. Voy a buscar el libro, a ver si lo encuentro y me lo leo, pinta muy interesante...
    Ya te contaré.

    Más abrazos para ti. Muy grandes!!!!

    ResponderEliminar

Tu comentario es una buena noticia...