martes, 16 de junio de 2009

El silencio

Meditando frente al Ganges
(Rishikesh, India)

El otro día mi prima Inés (un amor de prima que me ha tocado en suerte) me enviaba un texto taoísta sobre el silencio, más concretamente sobre el silencio interno. A raíz de esto, estuve pensando en lo difícil que es conseguir un instante de silencio -externo muy complicado, interno casi imposible-. Nos hemos acostumbrado a vivir rodeados de ruidos, tanto que ni siquiera nos damos cuenta del traqueteo interno de nuestros propios pensamientos. Y nos dejamos ir. Y, cuando llegamos (a menudo adonde ni siquiera sabíamos que íbamos), no comprendemos cómo estamos donde estamos. Por eso, el silencio es también una buena noticia.

Porque, en muchas ocasiones, hablamos por hablar. Hablamos para criticar. Hablamos para quejarnos. Hablamos, hablamos, hablamos. Y, muchas veces, sin tener nada que decir. Casi podría decirse que tenemos miedo al silencio. ¿Por qué? ¿tal vez, porque nos da terror escuchar nuestra propia voz?

Yo te invito a que, si tienes ganas, leas este texto taoísta y, después, te regales un ratito de silencio. Cuando escuches tu propia voz, la voz de tu corazón, volverás a enamorarte de ti mismo...

(Mil gracias, primi)

43 comentarios:

  1. Gracias,conocia solo el principio del texto, el resto me ha encantado.
    Me gustaria enviarlo a varios amigos, pero me sera más útil para mi mismo...

    ResponderEliminar
  2. Nada habla mas alto y claro que el silencio¡¡¡


    Buen blog¡¡ me gusto el diseño (sera por los azules)

    Descubri tu blog por casualidad, si quieres pasarte por el mio a escuchar mi programa de radio te estare agradecido:
    republica libertaria de las tortugas

    ResponderEliminar
  3. Nossa! que bacana! gostei bastante do seu blog! ele é algo que extasia a alma humana! que renova e encanta! dê uma olhada no meu blog, também! você acessa pelo: mrdsoares.blogspot.com
    o nome do blog é kbssa-aberta!!

    sou márdson soares
    um abraço!

    ResponderEliminar
  4. Nossa! que bacana! gostei bastante do seu blog! ele é algo que extasia a alma humana! que renova e encanta! dê uma olhada no meu blog, também! você acessa pelo: mrdsoares.blogspot.com
    o nome do blog é kbssa-aberta!!

    sou márdson soares
    um abraço!

    ResponderEliminar
  5. Pasa que la palabra nos hace humanos. Por eso, al menos a los escritores (y me incluiré en ese selecto grupo, aunque sea una pseudoescritora todavía) nos cuesta mucho trabajo callarnos. Si nos silenciamos podemos perder nuestras historias. Y vivimos de ellas.
    Pero tal vez sea bueno, de vez en cuando, desconectarnos un poco de esas voces que escuchamos dentro de nuestra cabeza y enamorarnos de nosotros mismos. ¡No hace mucha falta!

    Miles de cariñitos, Elenita :)

    ResponderEliminar
  6. En el silencio también habita el secreto amiga..pero es tan difícil llegar a sus dominios.

    me gustó el texto, dice verdades como puños

    un beso

    ResponderEliminar
  7. Cuanta verdad, quizás el mundo marchara mejor si no habláramos por hablar. Muchas veces no nos damos cuenta o no queremos darnos cuenta de cuanto daño pueden ocasionar las palabras cuando no son bien utilizadas. Sin embargo que bonitas suenan cuando las expresamos con sentimiento y amor. Otras veces incluso agradeces que te hablen, lo importante es saber cuando hay que guardar silencio. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. shhh...




    despues de un ratito de silencio... ya te contare.

    ResponderEliminar
  9. Ricard, bienvenido, me alegra que te guste el texto. Puedes quedarte tú una copia y enviarlo a tus amigos también. Así será útil para todos...

    Por cierto, eres el Ricard que yo conozco???

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  10. ordago13, bienvenidos también y gracias por invitarme a conoceros. Me han encantado los blogs. De hecho, ya os lo he dicho, os felicito por vuestra mezcla de poemas, dibujos y sueños. Chulísimo blog.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Hola Mardson, bienvenido y gracias por comentar e invitarme a ver tu blog. Ahora me paso.
    Otro abraço para ti

    ResponderEliminar
  12. Siberianita querida, me gusta que te incluyas en el grupo de escritores, estoy segura de que algún día tendré en mis manos tu primer libro y estaré orgullosísima de tu trabajo. Me avisarás, ¿verdad?

    No digo que haya que callarse, digo que hay que saber elegir el momento de hablar y el de callar. Y, además, creo que sería genial que nos escucháramos también a nosotros mismos cuando hablamos. Yo, alguna vez, he sentido vergüenza de mí misma después de hablar. Voy demasiado rápido...
    Pero sí que nos hace falta desconectar y parar un poco. Y, sobre todo, sobre todo, enamorarnos de nosotros mismos, jajajajaja

    Montones de cariñitos también para ti. Mañana va postalita!!!!!! (No puedo responderte todavía porque hoy he saturado el mail... pero mañana te respondo).

    ResponderEliminar
  13. Gracias, Roberto. Es cierto lo que dices, el camino hasta el silencio es largo y, a menudo, tortuoso pero, cuando finalmente llegas, encuentras un maravilloso remanso de paz....
    Otro beso para ti

    ResponderEliminar
  14. luciernagadeluz, estoy totalmente de acuerdo. A veces no nos damos cuenta de lo mucho que se puede herir con palabras y, en cambio, lo feliz que se puede hacer a otra persona diciéndole una cosa bonita.
    Deberíamos ser generosos con nuestras palabras. O callar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. :-)

    Genial, Iris, esperaré tus noticias... Un beso bien grande

    ResponderEliminar
  16. En el silencio de la soledad nos acompaña la Vida..... y ella, segundo a segundo, grano a grano, va operando cambios dentro nuestro....

    Nos va curando viejas heridas, nos deja recuperar del cansancio, la desilusión o la tristeza, y nos hace descubrir un mundo luminoso en nuestro interior que nunca cambia.

    Allí nos encontramos con nosotros mismos, tal cual somos, sin máscaras.

    Allí la luz nunca se apaga, siempre brilla y la eterna juventud es su alma, el perfume que respiramos y nos devuelve la calma, la sonrisa, paso a paso...

    ResponderEliminar
  17. Maravilloso, Janeth. Es verdad que lo que escuchas en el silencio es la LUZ de tu propio corazón que no es otra cosa que la LUZ de la Vida. Por eso te vuelves a enamorar de ti mismo, por eso te reencuentras. Andamos muy perdidos entre tanto ruido. Buscando y sin saber siquiera que estamos buscando ni qué estamos buscando...
    La paz que hay en la paz.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  18. No puedo dormir por eso he venido al ordena...no te encontraba, asi que estaba deando darte lasa gracias por tu afecto. >Si no dejan ingresar mañana estare dando guerra y si me dejan no creo que sean mas de tres cuadias ....estas cartas tendrán un final...un beso enorme

    ResponderEliminar
  19. Amigaaaa!!!
    Qué buen post!!!

    Coincido en que muchas veces, es mejor aturdirnos, o es lo más viable; porque es cierto que el silencio hace que nos miremos más por dentro, y es en esos momentos, cuando hay que tener la altura suficiente como para tolerar lo que se oiga!!!!

    Besos enormes, te adoro!!!!

    ResponderEliminar
  20. nno paramos dehablar porque nos da miedo lo que el alma nos pueda decir

    ResponderEliminar
  21. Interesante, habrá que ponerlo más en práctica ;-) Besotes y requetemiiaauuss!!

    ResponderEliminar
  22. Desde luego que estoy de acuerdo, hemos desterrado el silencio de nuestras vidas como algo sospechoso. Aún se nota más en España (y no te digo nada de Valencia, que año tras año bate las marcas de decibelios en Europa). Ahora que lo pienso, en Delhi o Jaipur al mediodía tampoco andan mal... ¿Cómo se las apañan para meditar? ;)
    Hubo una etapa de mi vida en que trabajaba los veranos en un glaciar de Noruega. Cuando volvía y quedaba con los amigos para ir de cena y celebrar mi vuelta, recuerdo que no podía concentrarme, apabullado por el griterío del bar, al que me había desacostumbrado. Un poquito de silencio, por Dios, que lo de leer en el transporte público se ha convertido en una tarea titánica.
    P.D. Qué limpio se ve el Ganges en Rishikesh... cuando llega a Varanasi ya es otra cosa...
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Violeta, sea como sea, te mando muchos ánimos para que las cosas pronto se arreglen. Tranquila que yo te espero. Iré visitándote a ver cómo avanzan tus temas. Un abrazo gigante

    ResponderEliminar
  24. Pauli!!!!!!!!! Muchas gracias, jajajaja
    Es verdad lo que dices, no siempre podemos soportar lo que, en nuestro interior, sabemos con certeza. De ahí el ruido, supongo.
    Yo también te adoro, princesa!!!!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  25. Becca, eso es lo que me temía... Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  26. Eso, Duncan, jajajaja
    Más besos para ti

    ResponderEliminar
  27. jajajajaja, Jota, tienes razón que en España hay ruido por todos lados, sobre todo si lo comparamos con los países nórdicos. Pero también en lo que dices de que las ciudades indias son un puro ruido constante. Yo he conocido al único indio que, en Varanasi, no toca la bocina cuando conduce, un milagro, jajajaja. Pero supongo que ellos practican lo del silencio interno... (digo yo)
    Es verdad que el Ganges en Rishikesh está bastante más limpio que en Benarés y si vas subiendo hacia las montañas, flipas...
    Un beso gordo

    ResponderEliminar
  28. (estoy aquí, pero me quedaré en silencio....)

    ResponderEliminar
  29. vale, pues yo hablaré flojito para no molestarte pero, igualmente, te dejo un besito

    ResponderEliminar
  30. Hola amorcito!
    Qué puedo decir?
    Hablo tanto en mi trabajo que en mi casa necesito SILENCIO!!

    Hace rato que ando bien conmigo y el mundo, así que no le temo a mis voces internas, ya que mi conciencia anda muda, jaja!

    Besos mi diosa!

    ResponderEliminar
  31. El silencio, cuando es posible, cura y es generador de energía.
    El tao es una fuente de sabiduría que viene muy bien que alguien nos recuerde.
    Gracias Elena.

    ResponderEliminar
  32. Marcelo, mi amor, no sabes cuánto me alegra saber que andas en paz contigo mismo y con el mundo. Me tienes que explicar como haces, jajajaja
    Besos para ti también, mi príncipe

    ResponderEliminar
  33. Gracias a ti, Cristal. Es cierto que todos los textos taoístas que he leído son muy interesantes y suponen una gran enseñanza.
    Un beso gordo

    ResponderEliminar
  34. Me resulta tan difícil encontrar ese momento de silencio, mi problema es que me he acostumbrado a hacer dos cosas al mismo tiempo, para ahorrarlo. Entonces mientras realizo una tarea mecánica pienso en otra, es como si la dejara ahí y mi mente da las respuestas... entonces al intentar encontrar un instante de silencio mi mente acostumbrada a seguir, canta, recuerda, planifica... es difícil hacerle entender que el silencio le repondrá las energías... pero sigo intentando.
    Besitos

    ResponderEliminar
  35. Creo que, si somos sinceros, a todos nos pasa un poco eso, Lilyth. Pero lo importante es seguir intentándolo y conseguir, de pronto un día, conquistar pequeños espacios de paz y silencio. Poco a poco, esa sensación va ganando terreno porque te encuentras tan bien cuando estás ahí.....
    Más besitos para ti

    ResponderEliminar
  36. Jajajajaja, Elenita, favor que me haces. Fíjate que hablando de escritores y de las palabras y el silencio, justo me estoy leyendo "La loca de la casa" de Rosa Montero, me parece.
    Es una maravilla, porque justo habla del viacrucis que implica ser escritor. De cómo se siente cuando alguien lee lo que escribes y no le gusta, o cuando recibes críticas incultas y que tampoco te ayudan.
    Claro que habla de mil cosas más; es una especie de autobiografía pero también incluye fantasía, así que es un librazo. Te lo recomiendo mucho.

    Y mil gracias por tu postal, ¡ya muero por que me llegue! =D

    Un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
  37. Hola, Siberianita. No conozco el libro del que hablas. Lo buscaré. De todas formas, aún no me he leído lo que me pasaste. Tengo muchas ganas pero necesito acabar primero un libro que estoy leyendo. Ya te diré.

    La postalita ya está en camino... espero que te guste.

    Me gustó tu abrazo inmenso. Te mando otro.

    ResponderEliminar
  38. Existe un incesante 'diálogo interno' que sostiene la visión del mundo con la que hemos sido programados...

    Como muy bien lo señalas, el silencio interior es lo único que nos aporta claridad, discernimiento y conciencia.

    Claro que no es fácil... pero es muy necesario ;) Como todo, es cuestión de voluntad y disciplina.

    un abrazo inmenso ;)

    ResponderEliminar
  39. Totalmente de acuerdo, Isis. Es curioso como cuando, por un segundo, consigues detener ese dialogo interno que sostiene el mundo en el que has decidido creer, se abren miles de posibilidades insospechadas y completamente nuevas. Hay quien, a eso, lo llama magia.
    Te mando otro abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
  40. He aprendido a tener tiempos de silencio, y han sido muy gratificantes. He conocido la meditación desde muy niña, y después de un tiempo de hablar, me quedo en silencio para escuchar las respuestas a lo que he interpelado. y resulta muy bien, Dios siempre responde en mis silencios.
    Un abrazo, y que el silencio acompañe este momento.

    ResponderEliminar
  41. Querida Anouna, en el silencio nunca estamos solos, ahí está lo mejor de nosotros mismos.
    Otro abrazo, silencioso, para ti.

    ResponderEliminar
  42. Elena, creo que lo que mas me atrae de Buenas Noticias es que lo recrees cada día con la comunicación personal con los que mas querés...
    es una corriente de afecto que se siente muy sólida y de comunicación "clara"
    También, sorprendida de la sincronía en el tema del Silencio, ya que no solo hice el post que viste sino otro mas ahora...y recién veo la belleza del tuyo con palabras del Tao que es mi guía!!!!
    un abrazo
    en tiempos del Solsticio....

    http://marini-cieloytierra.blogspot.com/2009/06/te-pido.html

    ResponderEliminar
  43. Gracias, Mariní, me emocionó tu comentario. Es cierto que los que me rodean, la gente a la que quiero es una gran inspiración no sólo para el blog, sino también para mi vida, para el día a día.

    Me gustó leer tu post sobre el silencio y me encantó la sincronía. Voy a leer este otro que dices que has hecho ahora.
    El Tao es una buena guía. A mí me inspira mucho también.

    Otro abrazo para ti, en este día mágico

    ResponderEliminar

Tu comentario es una buena noticia...