sábado, 6 de diciembre de 2008

Un legado maravilloso


En las páginas del magazine de La Vanguardia de este fin de semana, me encuentro con una historia preciosa: "El legado de Laia", con fotos y texto de Pep Àvila. Laia Mendoza era una chica de 24 años que, en 2004, viajó a la India y quedó impactada por los efectos devastadores del tsunami. Decidió movilizar a sus amigos y familiares para conseguir ayudas y, durante dos años, estuvo promoviendo proyectos solidarios en la zona de Vedanthangal (sur de India). Sin embargo, poco después de regresar a España, Laia murió en un accidente de tráfico.
Ahora, sus allegados han decidido continuar su trabajo y han puesto en marcha una fundación para ayudar al desarrollo de esta zona. Me parece una manera maravillosa de honrar su memoria.
Más información en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario es una buena noticia...